Clasificación Animal

Buenisímas noches a todos.

Lo cierto es, que nunca debí sacar mi corazón de la coraza  y dejar en un cajón el disco duro que tanto me costó formatear.  Afirmación rotunda si,incluso  puede que no esté muy segura de lo que estoy diciendo, lo reconozco, he vivido muchas cosas buenas el último año, pero ahora mismo estoy tan …. ¿perdida?, ¿dolida?, ¿desilusionada?, ¿excéptica?, ¿enfadada?,¿destrozada?… que desearía haber sido capaz de manterme en mis 13, fría y desconfiada, de manera que ahora simplemente bastaría con un formateo, bien rápido o corto, como hice hace un par de años para volver a la normalidad, pero no, tengo el corazón, no roto… destrozado, así que , lo mejor es que vaya soltando todo lo que tengo dentro, porque sencillamente, lo que más me apetece ahora, es hacer lo que me de la gana, si ofendo a alguien lo siento, sé que hay gente que lee este blog que puede que se sienta identificada, pero también sé que intentarán comprenderme.

Paso a detallar a continuación la fauna animal que me rodea, benditos mamíferos que un día se hicieron semejantes a la mujer, mamífero también, que cual topo torpe y perezoso tropieza una y otra vez con el mismo error.

Con el número uno , que no quiere decir que sea el más importante, tenemos al amigo con novia que no sabe lo que quiere, también conocido como el caprichoso que no va a quedarse sin lo que quiere. LLegas a un trabajo con referencias sobre él, al verlo crees que nunca será tu tipo así se empeñen los santos del cielo, pero mira… de repente un día el destino te fuerza a entablar una conversación, más por educación que por deseo, y descubres que detrás de ese cuerpito de gimnasio y esa chulería de chico malo, se esconde una buena persona. La vida es como es, y os hacéis amigos, muchas horas en el trabajo, os encontráis por la noche, y la gente te come la cabeza, te cuenta cosas, opiniones, tu te montas tu peli… y mierda! llega el día en que el chulito cachitas te roza eso que llaman corazón y te enfadas con el mundo porque es injusto y  él tiene novia… y si ese elemento no existiera todo sería maravilloso. Cuando por fin consigues retomar las riendas de la realidad y abandonas la idea de algo más, pasan los años, conservas su amistad a pesar de que ya ni trabajais juntos ni os veis a penas, entonces un día… de nuevo con nuestra amiga la caprichosa, o sea, la vida… llega “mister perfecto” y decide que el factor novia tampoco es tan importante, por qué se va a quedar él con las ganas de liarse con la “chica mona” de su trabajo. El resto de la historia… pues ya la conocéis, la novia es la novia, y su amiga su amiga. ¿Para que mezclar?  No se merece esta historia ni que diga lo que pienso… pero pobre de ti como te vuelvas a acercar más de medio metro.

Segundo elemento “faunal”. Describiré a este como un chico encantador, siempre correcto que desde el primer momento se hace tu super amigo. Todo es diversión, buenas palabras, mejores acciones… y claro, cual cervatillo inocente e ilusionado “fauno 2” se convierte en el complemento ideal del fin de semana. Te pasas Lunes, Martes, Miercoles … pensando en que llegue el Viernes, eso si, cada quince días, que más puede crear un vínculo más estrecho y luego todo se va al traste.  Bien cuando este chico se ha convertido en algo más que tu amigo, sin que tú digas nada y mucho menos cambies tu actitud hacia él, chico listo decide que la situación tiene que cambiar, porque total , sois amigos y tú te estás “pillando”. Él , como buen caballero, no quiere que lo pases mal, eso si, tampoco considera la posibilidad de que tú estes divinamente en dicha situación y no quieras que la cosa sea nada más, pero bueno, teniendo en cuenta que aquí la madurez la pones tú, aceptas sus palabras, y sonries pensando que si quiere amigos… los tendrá, eso si, sonries aún más, cuando piensas en los amigos que tienes desde hace años, los de verdad, y lo que opinaran de esta historia.

Número tres, el amigo desde hace años. Os conocéis en lo bueno y en lo malo, habéis ido a la biblioteca, a clase, a tomar un café, os habéis contado vuestras penas y vuestras alegrías, los miedos, las inseguridades… pero la vida pone a cada uno en su lugar cuando quiere y como quiere… y un día la muy puñetera os pone en la historia de “os vais a liar”. Y la cosa no queda en una noche , no , la vida quiere prolongar el juego un par de meses, como le gusta observar desde fuera, ¡Ni que fuera Gran Hermano!, pues bien, como diría mi madre por H o por B, cambia a los monigotes de sitio, y ni se ven, ni se hablan ni nada…  un mes después Romeo aparece reconociendo su culpa, y a Julieta que a estas alturas del cuento, las cosas le van igual que le vienen, prefiere conservar su amistad porque ante todo le entiende y le respeta. Sin rencores, sin malos rollos, pero sabiendo que a pesar de querer evitarlo, es una muesquita más que añadir a su “maltrecho corazón”.

Otro animalillo del bosque es ese… que más o menos bueno, desaparece un buen día y como si de un viaje en la máquina del tiempo se tratase  aparece al año, sin fallar, vuelve con el turrón, con la primavera o con las primeras nieves, da igual, el caso es aparecer cuando menos te lo esperas. Estos son geniales para avivar mi “leyenda negra”. Simplemente es un hecho fascinante que algún día estudiarán los científicos y para los que yo estoy preparando mis dosieres con toda la información.

Ais… no quiero dejarme a ningún especimen en el tintero… pero esto es tan largooooo.

Con el número cinco, al más leal, al bueno, el perrito pachón… estos son peligrosos… estos te pueden destrozar no se si la vida,  pero si el corazón, son buenos, aunque hagan algo mal… siempre acabas pensando en los buenos momentos que te hicieron pasar, y todo deja de tener sentido. Te acostumbras a estar con ellos, a invertir tu tiempo haciendo lo que sea mientras sea con ellos, incluso cambias tus hábitos, te mimetizas en su ambiente aún sabiendo que no es el tuyo y dejas de ser la persona radiante y felíz que siempre has sido para acabar convirtiendote en la sombra de la persona que un día fuiste.  Y de repente un dia el “fauno número cinco (de chanel)” decide dejar de tratarte “tan bien” alegando que en la selva hay mucho animales y a él le importa una mierda saber que te está tratando mal, aunque no te lo merezcas, prefiere que te juntes con otras bestias, a su parecer mejores, porque total… él no piensa cambiar. Y tú, que estás un poco hasta el gorro también, pues te vas de safari, sin darte cuenta en un principio, de lo mucho que le echaras de menos después.  Pero tienes que mirar al horizonte… como el rey león y pensar, que en realidad si fauno 5 no va a cambiar, tu nunca serás feliz.

Y ya está bien de ser tan tonta siempre, de poner a toda la “animalada” antes que a ti. Y no sabes si meterte en la cueva y no salir nunca más, o ponerte a cantar el Hakuna Matata y hacer como que todo te da igual hasta que realmente sea así, que te de igual de verdad.

En cualquier caso, comentar que me tenéis hasta las narices, que estoy enfadada no con vosotros, conmigo! por confiar una y otra vez en semejantes melones y que deseo de corazón que pase mucho muchísmo tiempo hasta que se me ocurra volver a acercarme a cualquiera de vuestra especie. No pongo a Dios por testigo… pero … prepararse, que si en el bosque hay fieras, no quiero ni pensar lo que se está creando en mi cueva.

Anuncios

febrero 2, 2009. General.

Dejar un comentario

Be the first to comment!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: