La niña de los tacones

106_0976-small

He decidido hacer los deberes a primera hora, para que luego no se me quiten las ganas de filosofar un poco sobre la vida, mas bien, mi vida.

Ha sido un fin de seman bueno, a pesar del frio  y de la edad que tenemos, verdad?. Y eso que el viernes por la tarde tenía la cabeza no sé muy bien donde, tanto que a la pobre Ana casi la vuelvo boba con mi decisiones sobre si salir o no y sobre todo cuándo. Finalmente parece que me enteré de todo y aunque esperar el autobús para subir a Chari’s House significó quedarme helada el ratín que pasamos después mereció la pena. Unas cervecitas en el O’haras y la visión del buenorrín que habíamos avistado el miércoles anterior no fueron suficientes para evitar que rompiese la mesa de los cabezazos que daba. Ante tal situación , mis compañeras decidieron hacerme resucitar y me plantaron en el Bolero. Mi Bolero. Lo cierto es que no las volví a ver, se rodearon de hombres y me dejaron sola… abandonada, sin saber que hacer, que decir… menos mal que siempre tienes la posibilidad de encontrarte con un amigo e intentar arreglar el mundo hablando con él, o al menos, poneros un poco al día de vuestras vidas. Te alegras de conocer a esa persona desde hace mas de 10 años y ver como a pesar del tiempo y de que cada uno tiene su vida… parece que no hayan pasado los años, y todo a pesar de ver también a otra persona que en un pasado estuvo tan cerca como esta y que ahora parece un extraño, sientes hasta verguenza al mirarle a los ojos… y pensar en lo que ……. empezó pudo ser y no fue (ya he aprendido a usar esto rober!!).

No dormí tanto como me hubiera gustado, y el frío siguio conmigo incluso cuando estaba metidita en mi cama vuelta va y vuelta viene.  Y después de comer café. Dos…. con Mámen, Eli y su señor novio. Quiero a Mámen… que lo sepa el mundo. No sé muy bien como describir nuestra amistad, solo diré que ella es ella y yo soy yo, que ni me apetece mentir sobre mí ni tendría mucho sentido que lo hiciera pues me pillaría fijo. Tan sólo una cosa, yo, que siempre he dudado de mi decisión, de mis elecciones, de mí misma, he llegado a la conclusión, mirando a mi alrededor y viendo las personas que me rodean, que tomé, no sé si la mejor opción, pero no me arrepiento. Tengo a mi lado a personas que de otra manera, no sé si tendría, así que solo por eso, y porque a veces soy feliz creo que mereció la pena.

Y bueno, a parte de mis búsquedas de apartamentos, de recuperar la inspiración collaril , de haber bailado un rato, y de haberme comprado unos tacones con los que esta vez pienso andar… de lo que más orgullosa me siento este fin de semana, ha sido de haberme mantenido firme en mis nuevos propósitos. El sábado apareció en mi vida, un subtipo de “fauno” que no describí en el post dedicado a ello. Son los animalitos que conoces una noche… intercambias móviles, varios mensajes, hasta que un día quedas…. y el fin de semana se pone animadillo. Después se rompen las relaciones diplomáticas, 4 frases de vez en cuando, incluso borras su móvil porque tampoco confías en tus sus posibilidades. “Faunito” aparece no uno, sino casi dos años depués, pensando que a ti dos años de tu vida te han dejado igual que estabas antes, que mono, y confía tanto en su encanto que se piensa que con dos frases dichas en el momento adecuado, Bambi saldrá del bosque y se pondrá a merced de los cazadores. Y yo, que me estoy tomando muy en serio mi nuevo papel , sonrío al pensar que esto es un juego de dos, y que el cazador se puede convertir en el cazado. Dejas que “fauno” se crezca y esperas sus movimientos, sorprendentemente hace lo que esperas que haga, (que le vamos a hacer si al final son todos iguales), y tras unos cuantos tiras y aflojas… decides que es mucho mas interesante dormir, que seguir jugando. El domingo por la mañana, su reacción no se hace esperar… soy una mala pécora. Lo sé, pero es que ya estoy harta de salir escaldada siempre.

En cualquier caso, sigo creyendo en muchas cosas, incluída mi Sole, la vida, las personas y el amor. Cuando quiera venir, que venga, la puerta está abierta. Yo mientras tanto, sigo haciendo mis cosas.

Anuncios

febrero 8, 2009. General.

Dejar un comentario

Be the first to comment!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: