Carta de despedida

En las últimas semanas, por no decir meses, he sentido la necesidad de escribir (confieso que he retomado la vieja costumbre de hacerlo en mi viejo diario con mi pluma de siempre), pero al intentar hacerlo aquí, se esfumaba la inspiración, la motivación y acababa dedicando mi tiempo a probar las últimas invitaciones del Facebook.

Intenté hacer un repaso de los 26, que no fueron demasiado buenos, volví a intentarlo con el resúmen de las vacaciones en Tenerife y de nuevo obtuve un fracaso en mis intenciones, me sigue pasando con demasiada frecuencia… dejar de lado cosas que quiero hacer, olvidar los buenos propósitos sin ni siquiera intentar empezarlos.

Pero hace dos noches, cenando con unos amigos de mis padres, hablando de lo que ha sido mi vida este invierno, este tiempo en el que no nos hemos visto, comprendí que lo que más necesito es escribir esta carta de despedida, ahora que sé que puedo darle la bienvenida a nuevas cosas, que quiero seguir adelante y empezar de nuevo con la misma ilusión que tuve hace casi dos años.

Comenzaré por decir que has sido, justa o injustamente y de manera incomprensible para mucha gente, en especial para mi madre, la persona a la que más he querido en mi vida.  No ha sido nada fácil reconocer esto, sin embargo me ha servido como contestación a muchas de mis preguntas. ¿Por qué aguante muchas cosas? ¿Por qué no supe decir basta antes? ¿Por que aguante los ignoramientos? Y sobre todo…¿ por qué me conformé con mucho menos de lo que merecía  y quería? La respuesta es sencilla… porque te quería.

Reconozco que durante un tiempo sentí eso que dicen en las novelas, “toqué el cielo con las manos”, lo malo de volar tan alto es que las fuerzas, la ilusión y las relaciones no te dejan estar siempre en el mismo lugar, y empecé a caer.  Ciertamente, yo cambié, tú simplemente dejaste de volar.

Después de pasar el peor año de mi vida en lo que a sentimientos se refiere, he decidido que esta será la última vez que piense en lo que pudo ser y no fue. Que no intentaré saber que te ocurre, que sientes o como estás investigando por el facebook, el twitter o cualquier red social de esas que tanto interés despiertan en ti – mucho más del que conseguí despertar yo-  y lo digo irónica, pero al menos ya no duele. Este año de dedicación ha sido “regalo de la casa”, nadie me pidió que siguiera ahí, muchos me avisaron de que estaba perdiendo el tiempo, de que no serviría de nada, incluso de que no merecía la pena. Y al final… ha servido, pero no porque haya conseguido lo que esperaba en un principio, ciertamente dudo mucho que siga queriendo eso, pero me ha servido para mi, para aprender, para crecer, para darme cuenta de que, no solo contigo, lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible.  Y que una relación significa muchas cosas, pero sobre todo significa DOS. Dos personas que quieren estar juntas, dos personas que se apoyan, dos personas que se quieren, que se pelean, dos personas con un objetivo común y si, intereses diferentes. Pero sobre todos, dos personas que se respetan, se apoyan y se complementan.

Y sé que no leerás esto, que por otra parte, es mi regalo de cumpleaños, y que si lo lees te dará igual.  Pero es algo que necesitaba hacer por mí,  y como ahora si que pienso en mi, aquí lo dejo.

De corazón digo, que te quise como nunca quise a nadie, que mi fallo fue hacerlo más que a mi, que soy consciente de que no puedo cambiar el pasado, pero puedo vivir el presente y posiblemente en algún momento del futuro siga pensando que todo fue especial.

Y ahora… la parte final!!

Desde lo más profundo de mi ser, esa parte sentimental que tanto me caracteriza, que tan malos y buenos momentos me ha concedido, quiero decir … que estoy orgullosa de ti, que me alegro infinito y más de que hayas conseguido por fin tus sueños profesionales, que deseo que confies un poco más en ti y en la vida, que no todo es tan negro ni tan dificil, que solo es necesario confiar un poco, en el mundo, en la gente… y como también es verdad, que no todo es blanco siempre y por supuesto yo no soy tan buena, con la misma fuerza, sinceridad y una vez más con el corazón siempre en la mano, deseo que … aunque solo fuera durante un minuto sintieras lo mucho que te quise, durante una hora lograses conocerme, saber que tipo de persona tuviste a tu lado y a quien, no perdiste, más bien, echaste de tu lado, y por unos días tengas el honor de sentir, sufrir, vivir… llámalo “x” lo mal que se pasa cuando intentas acercarte a alquien y esa persona ni corre ni deja de correr, sencillamente no reacciona, pasa, le da igual, tiene cosas mejores que hacer (aunque sea asistir a una reunión del twitter), la impotencia cuando quieres estar con alguien y lo único que consigues es sentirte invisible, o peor, que el poco tiempo que te concede no te haga sentir bien sino mucho peor.

Y si alguien lee esto pensará que estoy dolida, que soy una rencorosa o que lo único que quiero es captar tu atención. Pues que no se equivoque el público, desafortunadamente no puedo cambiar el mundo, no puedo provocar fenómenos “parapersonales” pero puedo expresar lo que siento y deseo, y de verdad, que una semana así no será nada comparado con mi año. Asi que me da igual, cuando puedas comprender aunque sea la mínima parte de lo que he sentido, seré aún más feliz, porque entonces no creo que la historia se vuelva a repetir, y podrás hacer feliz a cualquier chica que quiera estar contigo y con la que tu quieras estar.

Parece que a fin de cuentas, no soy tan mala no?. Por mi parte, no me arrepiento de nada, a pesar de haber hecho muchas cosas mal… mereció la pena, conocerte, trasladarme a otra ciudad, vivir con mis compañeros, el trabajo… solo una cosa que no me perdonaré, intentar cambiar para que me dejases estar contigo. Para mi tranquilidad… sigo siendo yo.

Por cierto, feliz cumpleaños!

Anuncios

agosto 28, 2009. Personal.

One Comment

  1. todoestamuyclaroperonoloentiendo replied:

    Lo he vuelto a leer y dios… vaya subidón!!
    Qué razón tienes!!
    Es una carta que se puede extrapolar a cualquiera…!!!
    Sigo esperando tu libro en fascículos…
    Besos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: